Cómo reciclar los millones de test de antígenos para que no acaben en el contenedor de restos