El coronavirus tiene su lado "bueno": China reduce sus emisiones de CO2