El dióxido de carbono marca un máximo histórico pese al descenso de la movilidad

El dióxido de carbono marca un máximo histórico pese al descenso de la movilidad