La evolución de la colada día a día tras el desbordamiento: ha arrasado 200 hectáreas más