Los geólogos captan de cerca un gran flujo de lava con rocas gigantes en el volcán de La Palma