Greta Thunberg da un paso atrás y cede el foco mediático a otros jóvenes activistas