Humphrey, el koala bebé que derrite a los cuidadores del zoo de Sidney: ya sale de la bolsa de su madre