Captan desde el aire la colada del volcán que fuerza nuevos desalojos y ha arrasado un campo de fútbol