Un dron capta la destrucción de casas y cultivos de la colada más activa del volcán de La Palma