Los bomberos se enfrentan a las fuertes llamas en Australia