Las incógnitas que esconde el extraño rescate de los perros de La Palma