Javier de Miguel, neumólogo: "Los gases y partículas del volcán pueden provocar incluso broncoespasmos"