A pesar de la gota fría, este ha sido uno de los veranos más secos del siglo

El mes de julio registra las temperaturas más altas desde 1880