La lava llega al casco urbano de La Laguna