Los leones del zoo de Denver se divierten en la nieve ante la atenta mirada de las hienas