La manada de elefantes salvajes de China se acerca a unos metros de la expedición que les sigue