El mapa del recorrido de la lava que se encuentra ya a tan solo dos kilómetros del mar