Más dunas y menos hormigón: la solución para luchar contra los grandes temporales

Más dunas y menos hormigón