Miles de medusas invaden las playas de Alicante arrastradas por el viento de levante