Nora, la osa polar del zoo de Oregón, se da un baño de hielo para bajar su temperatura