Un nuevo incendio arrasa el sur de Francia mientras que Atenas declara dos focos más