Una pareja de gatos cuida a una decena de pollitos tratándolos como si fueran sus crías