Peligra el hogar de Auria y Ramón: las únicas cigüeñas de Ourense han construido su nido sobre una grúa