Un pingüino recorre 2.500 kilómetros nadando por el mar de Tasmania