La calima tiñe de naranja los Pirineos hasta los 2.400 metros de altitud con un "corte perfecto"

La calima tiñe la nieve de los Pirineos hasta los 2.400 metros de altitud con un "corte perfecto"