El robot Monstruo Lobo ahuyenta a los osos hambrientos con su melena rubia y el brillo de sus ojos