Un segundo barco con ganado, fondeado en Creta, intenta no volver a España para evitar que sacrifiquen las reses

interior barco