Sobrevuelan el volcán para examinar las grietas del cono