La superficie cubierta de lava crece un 50% en doce horas