Toneladas de plásticos y basura inundan las playas caribeñas de Honduras