Un vecino de La Palma, evacuado, lleva dos noches durmiendo en su vehículo para no separarse de sus perros