El cono del volcán aparece tapizado de sales y azufre horas antes de la alerta por lluvias