Dos argentinos atrapados con su coche en las escaleras de Morella por culpa del GPS