Navarra descarta por ahora el confinamiento pero anuncia nuevas restricciones tras dispararse los contagios