La necropsia y este vídeo confirman el politraumatismo de los pájaros muertos en Tarragona