Los obispos españoles asumen que sus casos de división y "corrupción" causan desconfianza en la Iglesia

Los obispos asumen que sus casos de división y "corrupción" causan desconfianza en la Iglesia