Ofensiva policial contra el relajamiento en pleno confinamiento