Sin espacio y chocándose entre sí: así viajan los pasajeros de un autobús de Marbella