Medio centenar de personas se reúnen para asistir a una 'disco en silencio' cerca de la playa de la Mar Bella de Barcelona