'PickPocket', el arte de robar hecho espectáculo