La policía de Torrent hace sonar las sirenas para felicitar a una niña con cáncer por su segundo cumpleaños