Los primeros alemanes en Mallorca: "Queremos unas vacaciones tranquilas"