Un programa pionero ayuda a tener hijos a personas con lesiones medulares

Rafa y su madre en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona