A 40 grados y bajo toneladas de chatarra: el rescate extremo de la Guardia Civil a ocho inmigrantes en Melilla