Los restauradores lanzan huevos a la fachada de la Generalitat por el cierre de bares y restaurantes