Revilla carga contra el Gobierno de Sánchez por un argayo en Potes