Sanidad cuenta ya con una definición oficial de covid persistente, en la que se incluye fatiga o dificultad para concentrarse

Sanidad cuenta ya con una definición oficial de covid persistente, en la que se incluye fatiga o dificultad para concentrarse