Acude todos los días al hospital de Málaga donde está ingresada su madre para saludarla por la ventana