Una multitud de aficionados despide a la Real Sociedad sin respetar la distancia social