La lucha de Ahinara, la niña que viajó de Ecuador a España en plena pandemia para tratarse un tumor cerebral